El último entrenamiento de los Campeones Olímpicos

13 julio, 2016 by admin0
CampeónOlímpico.jpg

Ussain Bolt, Campeón Olímpico

“Es la noche anterior al evento más importante en tu carrera deportiva. Durante cuatro largos años has forzado tu cuerpo y mente al límite, analizado miles de datos y sensaciones para mejorar tu rendimiento al máximo. Has vivido aislado en una vida espartana, con cuidado de que cualquier descuido no perjudicase tu estado de forma echando al traste todo el esfuerzo. Has retado incluso al sobreesfuerzo que podría haberte lesionado. Sin embargo, te encuentras tumbado en tu cama a falta de unas horas para cumplir tu sueño y esperanzas.

Y justo en ese momento, te empiezan a asaltar las dudas y empiezas a pensar que no vas a poder descansar del todo bien y que esto puede influenciar en tu actuación. Te empieza a invadir la negatividad.

Al día siguiente el estadio olímpico ruge y sabes que llega el momento más importante de tu vida,la ansiedad hace acto de presencia y en ese momento empieza la prueba con tu mente en otro lado y la concentración perdida, cometes un fallo y todo el trabajo de tu carrera se pierde en un mero segundo.”

Esta es la pesadilla más temida y sufrida por los deportistas de élite en las semanas próximas al evento deportivo mundial más importante, los Juegos Olímpicos.

Uno de los mayores retos de los grandes campeones olímpicos ha sido siempre el conseguir mantener su mente totalmente concentrada en su actividad física abstrayéndose del entorno y de sus propios pensamientos y emociones, sabiendo que el cuerpo puede alcanzar así el mejor rendimiento.

Desde siempre el entrenamiento mental ha sido uno de los secretos peor guardados de los grandes deportistas en todas las disciplinas profesionales, sabiendo que esa ventaja mental les catapultaba en

su juego y les permitía superar a otros atletas no entrenados en esta disciplina.

Partiendo de esta premisa, y como han reconocido muchos campeones olímpicos, el Neurofeedback es el entrenamiento mental definitivo que utilizan y escogen estos atletas destinados a la gloria.

La primera ventaja que ofrece el Neurofeedback es que nos permite mejorar y aumentar nuestras horas de sueño. En el caso de estos deportistas el descanso es tan importante o más que el propio entrenamiento.

El Neurofeedback nos ayuda también a mejorar nuestra plasticidad neuronal mejorando el funcionamiento de nuestro sistema central nervioso, lo que permite que lidiemos mejor con la ansiedad, el estrés y la negatividad, además de otorgarnos una capacidad de concentración mayor.

Para un campeón olímpico la concentración ha de ser absoluta, porque la lucha por las medallas se mide en centésimas de segundo.

Por último, no tenemos que olvidar al mayor enemigo externo de los deportistas, el propio “tiempo”. Entrenar nuestro cerebro hacemos que este sea más flexible a los cambios haciéndolo más resistente a su deterioro y ayudando a evitar el envejecimiento físico debido a la indivisible comunión entre mente y cuerpo de nuestra naturaleza.

Con todo esto, podemos afirmar, que el Neurofeedback no sólo es el último método de entrenamiento que están escogiendo los atletas modernos , ver video (idioma inglés),  sino que en un futuro también será una opción que tendrá en cuenta  cualquier practicante de deportes aunque no sea profesional.

 

 


Dejar un comentario

Tú dirección de e-mail no será publicada Requeridos los campos marcados con *


Próximos Cursos

Curso Clínico de Neurofeedback | MADRID
ENERO DE 2020