Nueva investigación correlaciona la inflamación en el cerebro y el intestino con el estado emocional negativo durante la abstinencia de opioides

6 septiembre, 2019 by NeuroVitalia0
headache-pain-pills-medication-159211-1200x800.jpeg

La inflamación causada por el uso de opioides tanto en el cerebro como en el intestino puede exacerbar los síntomas de las emociones negativas asociadas con la abstinencia. Dirigirse a la inflamación podría ayudar a aliviar las experiencias negativas de la abstinencia de opioides y prevenir la dependencia.

Fuente: Universidad Thomas Jefferson

Un gran objetivo de la investigación en curso para combatir el trastorno por consumo de opioides es comprender la abstinencia de drogas. Los síntomas físicos y emocionales de la abstinencia pueden ser mortales y constituyen una experiencia poderosamente negativa; El miedo a estos síntomas motiva fuertemente la adicción.

Investigadores en el laboratorio de James Schwaber del Instituto Daniel Baugh de Genómica Funcional y Biología Computacional de la Universidad Thomas Jefferson están estudiando cómo la inflamación contribuye a la abstinencia y la dependencia de drogas. Su estudio fue publicado en Frontiers of Neuroscience el 3 de julio.

Los opioides pueden causar inflamación en el cerebro al inducir a las células inmunes a liberar moléculas inflamatorias llamadas citocinas. Las principales células inmunes en el cerebro son las microglias y los astrocitos. Se han observado respuestas inflamatorias inducidas por los opioides en la amígdala central, una región del cerebro que ha sido fuertemente implicada en la dependencia de los opioides debido a su papel en la emoción y la motivación. La amígdala central también puede verse afectada por la inflamación en otras partes del cuerpo, como el intestino. De hecho, la comunicación entre el intestino y el cerebro puede dar forma a una variedad de comportamientos motivados y estados emocionales, incluidos los relacionados con la drogodependencia y la abstinencia.

Los hallazgos subrayan la relación altamente compleja entre el intestino y el cerebro, y sugieren que la inflamación en el intestino y el cerebro puede exacerbar los síntomas asociados con la abstinencia. La inflamación dirigida en estas regiones puede aliviar la experiencia negativa de la abstinencia de drogas y, por lo tanto, prevenir la dependencia

Próximos Cursos

Curso Clínico de Neurofeedback | MADRID
ENERO DE 2020