Por favor, espere ...

EN

BLOG

Últimas publicaciones o noticias de interés
pexels-photo-309267_v1.jpeg
15/Dic/2017

 

Resultados de Neurofeedback en TDAH:

-Aumento en la concentración y atención
-Disminución de la hiperactividad
-Mejora de la conciencia corporal y del entorno
-Desarrollo de las habilidades sociales
-Potenciación de la gestión emocional
-Aumento de la capacidad de comunicación
-Mejora del control de impulsos: rabia e ira
-Desarrollo de la capacidad de análisis y toma de decisiones


15/Dic/2017

Se inicia el segundo trimestre lectivo. Los niños y jóvenes con déficit de atención pueden tener serias dificultades para atender en clase o permanecer horas sentados, así como para acabar las tareas a tiempo o realizar los deberes en casa. A veces esto puede llevar a una baja autoestima y a la percepción de que no son tan competentes como los demás. Sin embargo, lo que principalmente está afectado es el sistema atencional y se puede tratar para su mejor funcionamiento. Uno de los tratamientos recomendados para el tratamiento del TDAH es el Neurofeedback.

La Academia Americana de Pediatría (referencia mundial en este área) recomienda Neurofeedback como tratamiento eficaz para el TDAH, situando la eficacia en el mismo nivel que la medicación, pero sin los efectos secundarios de esta última.
Neurofeedback es una terapia de aprendizaje, por lo que una vez se termina, el cerebro mantiene los beneficios a largo plazo.

Resultados en niños y adultos con TDAH:

-Aumento en la concentración y atención
-Disminución de la hiperactividad
-Mejora de la conciencia corporal y del entorno
-Desarrollo de las habilidades sociales
-Potenciación de la gestión emocional
-Aumento de la capacidad de comunicación
-Mejora del control de impulsos: rabia e ira
-Desarrollo de la capacidad de análisis y toma de decisiones


15/Dic/2017

Aplicación de Neurofeedback en casos de TDAH: un tratamiento eficaz sin efectos secundarios

 ¿Qué es el TDAH?

Se trata de un trastorno del comportamiento caracterizado por distracción moderada a grave, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas.
Este «trastorno» se identificó primero en la edad infantil. Sin embargo, a medida que mejor se comprendía, se fue reconociendo su carácter crónico, ya que persiste y se manifiesta hasta después de la adolescencia (es difícil modificar comportamientos que ya están tan arraigados si antes no ha habido pautas correctoras de crianza). Los estudios de seguimiento a largo plazo han demostrado que entre el 60 y el 75% de los niños con TDAH continúa presentando los síntomas hasta su edad adulta.

Se suele empezar a diagnosticar en torno a los 7 años de edad aunque en algunos casos este diagnóstico se puede realizar de una manera más precoz. Se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado. Además de esto hay niños en los que se observan a su vez problemas de autoestima debidos a los síntomas propios del TDAH y que los padres no suelen asociar a dicho trastorno. A su vez, el TDAH se puede asociar con frecuencia a otros problemas, y sus consecuencias se aprecian en distintos ambientes de la vida del niño, no sólo el escolar, sino que también afecta en gran medida a las relaciones interpersonales tanto con la familia, como con otros niños y con sus educadores, siendo estas interrelaciones clave en el desarrollo del niño. Según la clasificación norteamericana de enfermedades psiquiátricas DSM-IV, no todas las personas que padecen TDAH tienen el mismo cuadro clínico. En algunas de ellas predominan los síntomas de TDAH de inatención, en otras los de hiperactividad e impulsividad, y en otras hay problemas tanto atencionales como de hiperactividad e impulsividad (lo que se conoce como TDAH combinado o mixto). Es decir, el TDAH se puede desglosar en varios subtipos, dependiendo de qué grupo de síntomas predominen. Estas variantes son conocidas como “subtipos del TDAH”. De todos ellos el más frecuente es el combinado, seguido del predominantemente hiperactivo-impulsivo. El subtipo predominantemente inatento es el menos frecuente de ellos, y se da más en niñas que en niños, frente a los otros cuadros clínicos que se detectan más en niños que en niñas. Es decir, debido a que los síntomas de inatención son más sutiles, se detectan menos y provocan que el diagnóstico de TDAH en niñas/adolescentes tarde más en realizarse o, en muchos casos, pase inadvertido.

Población afectada por TDAH

¿Quiénes son más propensos a padecer TDAH, los niños o las niñas?
En la población pediátrica, se identifica el TDAH más en varones que en mujeres. La mayoría de los expertos creen que se comunica una incidencia mucho menor de TDAH en niñas y mujeres adolescentes porque las niñas tienden a sufrir el subtipo con predominio de inatención y es el subtipo hiperactivo (y la perturbación asociada) el que llama la atención de los adultos y precipita la derivación del paciente para ser valuado. Por tanto, la relación de varones a niñas con un diagnóstico de TDAH es de más o menos 4:1 en la población general.
En adultos se calcula que un 4% de la población padece el trastorno, pero pocos son detectados. En general, la hiperactividad desaparece y da paso a una inquietud, a una sensación de necesitar algo continuamente. La desatención y la impulsividad no se manifiestan como en la infancia.

Evolución del TDAH en adultos

En términos generales, los pacientes con TDAH logran una menor formación académica en comparación con los grupos control, aun con niveles de inteligencia similares, solo un 5% de los pacientes con TDAH logran su acceso a la universidad. Los estudios refieren que las personas con TDAH presentan una peor adaptación laboral, la discontinuidad laboral en los pacientes con tdah, esta demostrado, la causa esta en una falta de habilidades sociales, debido posiblemtne a su falta de control de impulsoso junto a la labilidad de su caracter y sobre todo a causa de su hiperactividad que le lleva a buscar nuevas sensaciones lo que les llega con el tiempo a ver monotono su puestos de trabajo que le lleva a un aburrimiento que les crea la necesidad de busqueda de otro puesto de trabajo, con lo que le lleva a la discontinuidad labora, inestabilidad que claramente ha de afectar a su entorno familiar y a la pareja. existe ya publicaciones donde se describen las dificultades en las relaciones interpersonales, no solo laborales como hemos dicho y de pareja. Las dificultades en la adaptación social pueden persistir en los adultos con TDAH.

 

Aplicación de Neurofeedback en casos de TDAH

  • Mejora de la conciencia corporal y del entorno
  • Desarrollo de las habilidades sociales
  • Potenciación de la gestión emocional
  • Aumento de la capacidad de comunicación
  • Mejora del control de impulsos: rabia e ira
  • Desarrollo de la capacidad de análisis y toma de decisiones
  • Beneficios en la concentración y atención

 

Neurofeedback: tratamiento recomendado por la Academia Americana de Pediatría

La Academia Americana de Pediatría (referencia mundial en este área) para el tratamiento de TDA y TDAH sitúa la eficacia de Neurofeedback en el mismo nivel que la medicación, pero sin los efectos secundarios de esta última.
http://www.braintrainuk.com/wp-content/uploads/2013/07/How-AAP-reached-conclusion-other-recent-evidence-July-2013-V3.pdf

 

Ver todos los posts relacionados con este tema


15/Dic/2017

Cómo la Academia Americana de Pediatría llegó a la conclusión de que el EEG Biofeedback (también conocido como Neurofeedback) es una técnica con el Nivel 1 de Evidencia Probatoria para el tratamiento del TDA/TDAH, y otras evidencias recientes sobre la eficacia de Neurofeedback para el tratamiento del TDAH.


NeuroVitalia Ⓒ 2017